El tiempo pasa…

Mi mamá y yo en casa de mi tía Martha, Perú; diciembre de 1989. Mientras tanto, en Panamá, la invasión.

Desde la última vez que escribí pasó ya tanto tiempo, que ese viaje centroamericano que despertó en mí inquietudes me parece ya un poco tenue, borroso.

No sé por qué dejé de escribir. Me enredo, pero no sé en qué. Tal vez me exijo demasiado y no me doy cuenta de todo lo que hago. Estudiar. Trabajar. Vivir un poco fuera de la caja infinita del internet y la informática. Intentando leer un poco de novelas fantásticas entre textos psicológicos (aunque estos últimos a veces parecieran ser los primeros). Tal vez simplemente soy temperamental, como buena artista (esa es buena señal), y escribo cuando me da la gana.
Hoy leí algunos cuentos, digamos, de una escritora apenada por su cómica creación, y boom. La inspiración volvió. Y en este preciso momento, después de haber escuchado la conmovedora descripción de inspiración que hizo mi recién rabino amigo David. Él dijo muchas cosas lindas que yo no podré repetir, pero simplemente describiré la inspiración que siento como una corriente de nuestra energía interna que de repente tiene una urgente necesidad de salir y permitir a personas cercanas ver su color, oír su melodía, oler su fragancia. Empapar un poquito de sí.
Y bueno, aquí estoy coloreando.
Novedades? Viajé nuevamente, esta vez a México. Después de haber dicho muchas veces que era un país que no me llamaba la atención, al visitarlo me cayó un balde de agua fría y quedé enamorada. Hay tanto que ver que siento que no pude ver nada, y para tranquilizarme decidí regresar de vacaciones en algún momento. Por ahora, mi país favorito después de Panamá y Perú.
Más novedades? Me voy a Egipto! Después de soñarlo desde los siete años (o tal vez antes, pero no recuerdo), se me presenta la gran oportunidad de ir el próximo año. Aún faltan varios meses, pero no dejo de pensarlo todos los días.
La vida avanza y pasan tantas cosas que pensé nunca pasarían… Hoy 23 de octubre de 2009, a mis 23 años apenas. Me pregunto qué me deparará el destino de aquí a los 46, por ejemplo. Espero que muchas aventuras, mucho arte, mucha humanidad y, sobretodo, una hermosa familia.
Anuncios

1 comentario

  1. Butter said,

    octubre 30, 2009 a 5:55 am

    Mi mamá y yo en casa de mi tía Martha, Perú; diciembre de 1989. Mientras tanto, en Panamá, la invasión.

    Y tambien mi cumpleanos. Cumplia 10 anos y queria ir al cine a ver una pelicula de Roger Rabbit.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: