El niño interior, psicología y vocación

Foto por mí - Niñito viendo el desfile del 4 de noviembre

De los muchos tópicos que puede hablar un grupo de jóvenes adultas, ayer mi selecto grupo de amistades comentó temas especiales durante la cena que compartíamos. Por supuesto, y considerando mi profesión, salieron a flote temas psicológicos, por ejemplo el de mi amiga Gema (nombre cambiado para respetar la vida privada) que no encuentra a su niña interior o que cuando la encuentra ésta no le habla.

Hoy, en Discovery Channel, veo un programa acerca de una chiquita que sufre de Hipertricosis congénita, una condición genética que ocasiona que le crezca cabello en la cara y el cuerpo, los niños “Hombres lobo”. Aparte de lo interesante del tema y de todo lo que puede observarse, por ejemplo la linda curiosidad sana de los niños al ver por primera vez a una niña con pelo en la cara (así como la crueldad de otros al burlarse), lo que más me impactó emocionalmente fue cuando la niña dijo de repente que se sentía triste cuando la gente se burlaba de ella. Mi primera y más urgente necesidad fue la de abrazarla y decirle que ella es bella, no importa lo que digan. Consolarla. Y me lleva eso a pensar en mi profesión. Con este tipo de sentimientos confirmo que mi decisión de estudiar una carrera destinada a ayudar a la gente no fue casualidad, sino pura causalidad, y ésta se transforma en una verdadera vocación. Por otro lado pienso en qué me especializaré una vez termine el pregrado. Me conmueven profundamente los niños diferentes que son rechazados, tal vez porque en su momento y por muchos factores que ahora aprecio muchísimo yo también lo fui. Pero ¿en qué se especializa alguien para tratar con niños diferentes y hacerles ver su grandeza? No me refiero a psicología clínica infantil, hablamos de algo más. Tal vez algo que me toque a mí misma construir.

Me molesta tremendamente cómo la banalidad, la superficialidad e intolerancia humanas dañan almas nobles y especiales. Me pregunto si libros como La novena revelación tienen algo de cierto y algún día logrará la humanidad entera pasar a un nivel superior de conciencia, aquel nivel que tienen estos niños que en consecuencia tienen tantos problemas sociales. ¿Será eso lo que ocurrirá en el 2012? ¿Un cambio en al conciencia humana? Aunque me guste la idea, me aterra la forma pues no tengo idea de cómo en medio de este caos globalizado, comercial, consumista, vamos a lograr algo semejante.

En fin, sigo pensando cómo puedo llevar amor a los niños necesitados. Creo que por mientras empezaré por jugar con los bebés del Hogar Divino Niño los fines de semana. Qué pena que ya no está la Madre Teresa para darme algún consejo, aunque me temo que si me aconseja el celibato no podré cumplir. Al contrario, necesito a alguien que comparta mi visión y mis convicciones y quiera ayudarme a lograr algún cambio en este mundo en transición.

Anuncios

2 comentarios

  1. merygiselle said,

    noviembre 6, 2009 a 7:23 am

    y ya que en los adultos realizar algún cambo importante parece tarea de colosos, es importante dedicar nuestra atención a los niños, futuro ineludible del planeta, del continente, del país…
    empezar por cosas tan básicas como darles alimento, techo y hogar agradable donde crecer, por allí podemos empezar bien, luego encontrar en cada cual un talento que puedan desarrollar cuando adultos.

    ser niño es tan difícil, uno se encuentra tan vulnerable y he allí a los adultos haciendo estupideces…

  2. Vicky said,

    noviembre 8, 2009 a 4:33 pm

    Querida Cynthia:

    En este preciso momento que me siento a escribirte tú estás sentada atrás mío tocando la guitarra, o al menos las pocas notas que has aprendido. Me siento conmovida, no puedo evitarlo, y te acabo de pedir que por favor no mires mientras te escribo. Básicamente, te escribo como comentario en respuesta al escrito sobre el niño interior, porque me impresiona, cómo tenemos los mismos anhelos escondidos, las mismas dudas y miedos y las mismas ganas de hacer un cambio en el mundo, de la misma manera.

    Estoy impresionada, como siendo tan “amigas” nos hemos dejado hundir en el van y ven de la vida en que no hay tiempo y dejar de compartir estas cosas. Este día está marcando mi vida. Compartir en la casa de tu papá donde pasaste tu infancia y la protagonista de tantos cuentos, me ayuda a sentirme un poquito más junto a tí. Se que puedo sonar cursi y toda la cosa, pero vaya, de verda y d que te quiero un montón y me gusta ser tu amiga. Espero que este día y haber visto tus notas en tu blog signifiquen una nueva inspiración para mí, y así, a través mis escritos volver a compartir más contigo. Nos hace falta amiga.

    Gracias por todo lo que eres, porque quien eres. No importa que no haya ido más gente anoche al karaoke y que medio que nos maltripeó; como me dijo Eloy, fuimos los que fuimos, y eso es lo que fue. Te quiero mucho!!!
    tu amiga,
    Vicky


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: