Poema XX

Imagina por un segundo que tus manos me dan forma;

Cada curva, cada surco, cada línea que me adorna.

 

Que tus manos en mi rostro crean mis ojos y mi boca.

Ojos que para verte abro; besos que mi boca invoca

de tus suaves labios dulces que a su reciente creación provocan.

 

Que tus manos mi cintura delimitan con paciencia,

y hasta con aires de suficiencia,

pues no hay prisa ni premura

en moldear en pasta dura

las curvas de mi inocencia.

 

Imagina, por un segundo,que tus manos me dan forma;

que tus manos a tu necesidad responden.

 

Imagina que me nombras y, al nombrarme, me transformas,

y tus ojos y caricias de mí ya no se esconden…

Anuncios

2 comentarios

  1. asmodeus0428 said,

    noviembre 28, 2009 a 1:18 am

    Hermoso…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: