Tù, Humano

Tu complejidad asemeja los colores del arcoíris vistos a través de un celofán caleidoscópico: un remolino de emociones y vientos huracanados de pensamientos, que a su paso dejan huellas indelebles y eternas en las memorias de tus contemporáneos. Un pequeño gesto o pensamiento transmitidos de una generación a otra casi por accidente, haciendo de tu existencia algo perenne e infinito. Sueñas con la inmortalidad sin realizar que ésta ya es tuya, en aquel nuevo concepto o aquella frase memorable de la que alguien más se adueñó y que ahora distribuye por el mundo. Y te crees insignificante, pero sin darte cuenta has cambiado el mundo, has enriquecido a tu raza, has hecho de ese niño al otro lado del continente dentro de mil años un niño diferente gracias a esa gota de legado que hasta él llegó desde tu existencia.

La vida es corta y de sensación etérea, pues el presente nunca es nuestro y el futuro es siempre intangible, pero ésta se vuelve palpable en estas líneas de intercambio eterno entre seres humanos. Tu vida influencia miles, así como la tuya es influenciada por la de otros. No subestimes el poder de tus actos, de tus miradas, de tus pensamientos; vive utilizando tu potencial al máximo, pues nunca sabes cuándo llegará aquel momento crucial que te volverá eterno, y tampoco sabes cuándo la luz se apagará y perderás la oportunidad de encontrarlo, de seguir viviendo. Nada está absuelto de problemas, mas todo tiene solución si existe la determinación suficiente. Nadie es dueño de su propio destino, pero es al mismo tiempo responsable del encause del mismo. Sólo toma las riendas.

Anuncios

1 comentario

  1. Wally said,

    febrero 8, 2011 a 5:58 pm

    Esta nota, profunda y filosófica, me trae también el recuerdo de un poema (anónimo creo pues he buscado largamente al autor sin suerte alguna) y nuestro paseo por las playas de Panamá. El poema dice asi: “Somos burbujitas de luz o gotitas de obscuridad, y, unidos en una ola, riendo entre la espuma, iremos jugando a convertir en arena las piedras que obstruyen nuestro camino.”

    La vida es corta, es verdad, y la inmortalidad física tal vez solo un sueño por el momento, solo nuestro legado cultural, histórico y genético perdurará.

    Ahora que te conozco personalmente, me da la impresión de ver a un alma antigua habitando tu cuerpo joven.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: